Press "Enter" to skip to content

La Legión Blanca Española

Los registros civiles han experimentado un crecimiento del 82%, alcanzando una variación de 62.000 fallecidos respecto al año anterior , de los cuales, al menos “oficialmente” más de 23.000 son víctimas reconocidas por Coronavirus. Se estima en más de 45.000 los sanitarios infectados.

El pleno siglo XXI nos hemos encontrado con un  enemigo invisible, una pandemia. Se han juntado intereses geoestratégicos mundiales, la permisividad en la realización de experimentos,  nanotecnología, microbiología y al final, todo ello ha dado lugar a una gran desgracia.  

Los héroes de blanco, nuestro cuerpo de élite: los médicos , las enfermeras, los auxiliares de enfermería han surgido con pronta y vocacional respuesta ante la gravedad de la situación.

Esta vez no son la retaguardia  de quienes van a una guerra sino la verdadera legión blanca de una guerra invisible que literalmente ha cambiado los hábitos de comportamiento mundiales.  

Están defendiendo con su saber, con su abnegación y  no pocas veces con su vida una batalla ¿qué se podría haber evitado tomando las medidas necesarias? Nadie les preguntó ni se contó con ellos.

Corría el año 2012 cuando gobiernos de una y otra índole se disputaban el gobierno de España, con manifestaciones a pie de calle. Ocho años después del vídeo de la cabecera, lo que ha ocurrido es  sencillamente nuestra mayor vergüenza. No ha sido una casualidad, nos encontramos con que España no está preparada ni políticamente ni geoestratégicamente para este momento.

Nuestra Legión Blanca, lucha por salvar vidas sin mascarillas homologadas FPP2 y FPP3, con los stocks retenidos por el gobierno, con la fabricación de los hidrogeles y alcoholes precintada inexplicablemente y con 47 millones de españoles confinados durante casi dos meses, una cuarentena y media. Una situación dantesca. Es más, es que se ha comprado mascarillas presuntamente caducadas y sin homologar y cuando han llegado ha sido tarde y sin ningún tipo de control de la homologación. ¿Quién se fia? A quien le interese la estadística publicaremos con datos “oficiales”, el presunto gran camelo de los datos estadísticos, que lo publicaremos en próximos días.

Entre todos, los mejores, los más preparados de nuestra sociedad que no son los políticos, ni lo periodistas, si no los médicos y el personal sanitario quienes reciben nóminas tristemente muy por debajo de su aporte a la sociedad . (la o, incluye a todas, sólo hablo según dicta la RAE).

Nos están salvando literalmente  a los españoles de una tragedia de  proporciones dantescas, contínuamente. Miles de horas extraordinarias, sueños, agotamiento. Hemos presenciado historias aterradoras, que preferimos no mencionar por respeto a las familias.

Desde aquí y por todo lo que estáis haciendo, GRACIAS, MIL GRACIAS, MILLONES DE GRACIAS

Como no hay mayor reconocimiento que la verdad y la justicia, voy a rogar a este  pueblo aletargado que se olvide de las ideologías, que despierte de su coma profundo, que luchen por ellos mismos.

Los médicos deben tener una remuneración acorde con su aportación a la sociedad, que debe ser  mayor que la de los políticos que nos representan.

La reducción de políticos y asesores  debe ser obligatoria, para ello, los políticos deben entonar un mea culpa y reducir el gasto propio. Es nuestro humilde consejo es el de que no nos podemos permitir caer más veces en la misma piedra. Bajo nuestro punto de vista, hay que dar un voto de castigo para todos los que han estado durante la crisis representando a los españoles.  Siempre hay más opciones, pero no se deje llevar por lo que le cuenten: infórmese, estudie, piense, medite y actúe pero seguro eligiendo perfiles profesionales estos serán capaces de ser mejores gestores.

La gestión sanitaria, los investigadores, el I+D, el control de infecciones y de enfermedades raras. La lucha contra el cáncer p.e.,la nanotecnología, son los retos que  tiene la sociedad civil, por poner unos  pocos ejemplos.

En España no cabe más sinvergonzonería de vender producto de mercadillo de izquierdas ni derechas, existe una sociedad civil, que es abierta y que está mejor preparada  que los que nos cuentan arengas infumables. Es falsedad. No podemos ser  tratados ni como ovejas ni como ratas y menos podemos permitir que sean los lobos las autoridades.

Existen hospitales que llevan sin acabar más de 5 años, por mencionar uno el de Guadalajara en Castilla La Mancha, pero me es igual que se alegue causa económica o jurídica, hay muchísimas unidades que directamente se han cerrado en muchos lugares de la geografía española y miles de millones se desvían a compras y subvenciones que a mi leal entender contituyen presunta prevaricación.

Las asociaciones civiles y el pueblo deben hacerse oir en la calle, en las redes y también en las URNAS.

Los fallecidos de  la  Legión Blanca no nos perdonarían a los españoles que habiendo dignificado su trabajo con su vida, no echemos a toda esa caterva.

Este virus no se ha ido, pero no han sido las autoridades,  sabemos por la ciencia que la radiación ultravioleta mata al virus y reduce la densidad de carga vírica presente en el aire, pero vendrá el próximo invierno y hay que estar preparando desde ya, la economía está muy muy tocada y estando parados no conseguiremos hacer frente a la siguiente oleada, que vendrá.

El Mundo ha cambiado con guerras microbiológicas. España tiene presupuestos clientelares prorrogados obsoletos desde que Cristóbal Montoro fue Ministro de Hacienda. Existen más de 14.000 organismos entre ayuntamientos, cabildos, mancomunidades, diputaciones, fundaciones y empresas colaboradoras y hospitales cerrados. Más dotación para más hospitales, menos subvenciones a políticos y menos mamandurrias.

NO dejemos de luchar, pero NO sólo ahora hasta que acabe esta primera crisis, si cuando salgamos del hospital y nos veamos con las URNAS.

Un fuerte abrazo a las inestimables personas que componen el cuerpo de élite y en especial a quellos que he conocido: Al Gómez Ulla, al hospital de la Paz, al Hospital del Niño Jesús, al hospital de la Princesa, al Hospital de Guadalajara, al Hospital de Mafre, al Hospital Infanta Sofia, al Hospital Puerta de Hierro, del que tuve el honor de participar en su contrucción y al hospital de Coslada de Asepeyo, otro sitio de recuerdo especial.

Mención Especial a Pinar, a Ignacio, a Juan, a Amanda, a Cristina, a Vega, a Marta, a Paula , a Enrique y a los doctores que por evitar dar apellidos han accedido amablemente a prestarnos unas fotos.

Esta asociación queda abierta para cualquier propuesta asociativa en dicho sentido.

Muchas gracias a todos,

Presidente de Asociación

José Ángel Baeza

(Msc. Ing. superior)

(Para que conste que no somos del gremio)

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *